Publicidad
Elitechip » Home » Noticias

El autosabotaje del corredor y la importancia de los diálogos internos

El 'coach' deportivo, Gaspar Roura, comparte un artículo en el que analiza la importancia de las cosas que nos decimos a nosotros mismos en plena competición y de cómo puede llegar a condicionar un rendimiento.

14/03/2016

“Vivimos a la altura de nuestras limitaciones y no de nuestras posibilidades“. Como todos sabemos, ante cualquier carrera se produce un cambio físico debido a nuestro estado emocional inconsciente. Antes, durante y después de las carreras, estamos nerviosos, inquietos con ganas que llegue el día y empezar a correr, a devorar cada metro, cada kilómetro por delante. Todos entrenamos lo mejor que podemos y sabemos, dedicando horas y horas a entrenar por nuestras carreteras o montañas, controlamos cada pulsación... Muchas veces hablando con mis compañeros runners, les pregunto: “¿Cuántas horas entrenáis a la semana?” Obviamente hay muchas repuestas y de manera instantánea les pregunto a cada uno: “Para ti, ¿cómo de importante es la parte mental en el running?”. Todos lo califican como “MUY IMPORTANTE”, y pregunto, entonces, “¿Cuántas de esas horas las dedicas a entrenar tu mente?” o “¿qué porcentaje sobre el total están dedicadas a generar mayor nivel mental para las carreras?”.

Podemos deducir que hay un gran desequilibrio entre la parte física y la parte mental en cargas de entrenamiento. Cuando se genera un equilibrio en ambos hemisferios el resultado es inevitable, en clave positiva.

Desde este espacio y través de mi experiencia siendo un corredor (muy aficionado),  con la suerte de poder trabajar al lado de personas y de deportistas de élite, aportaré mi granito para poder generar más valor a todo lo que envuelve al runner.

Empezamos…

Una parte de nosotros es consciente y conforma todo aquello de lo que nos damos cuenta. Además existe un punto en cada uno de nosotros del que no somos conscientes, pero que revela de forma genuina mucha información sobre nuestros deseos, instintos y anhelos. Es a lo que llamamos la mente subconsciente o inconsciente, aquella cuyo funcionamiento es ajeno a nuestra consciencia. El 80% de nuestras acciones, pensamientos y decisiones son desde el inconsciente.

Una de las formas más efectivas de influir en nosotros mismos para conseguir mejores resultados, para ser mejores en aquello que deseamos, es cambiar la forma en la que nos hablamos a nosotros mismos mientras llevamos a cabo cualquier actividad.

Se calcula que un corredor puede llegar a tener en una carrera más de 40.000 pensamientos. Además si analizamos estos pensamientos, nos daremos cuenta de la poca o nula utilidad de la mayoría, sumando a lo poco positivos que pueden ser. Durante el esfuerzo físico nos estamos hablando constantemente a nosotros mismos y habitualmente lo que nos decimos no es de gran valor o nos hace daño, no nos hablamos nada bien, es fácil encontrar en nosotros mismo un dialogo interno bastante crítico. Cuantas veces nos hemos dicho. Estos son algunos de los ejemplos:

 -No valgo nada   /  - No puedo perder contra éste   /    - Me voy a descolgar   /   - No voy a hacer marca

Todo aquello que te dices a ti mismo tiene un poder mucho más grande del que nos imaginamos para influir en nuestra forma de conseguir el objetivo.

Somos especialistas en hacernos daño a nosotros mismos y lo hacemos mediante el lenguaje y los pensamientos. Los pensamientos nos condicionan la realidad, crean un círculo vicioso altamente nocivo a la hora de conseguir nuestro objetivo. De alguna forma, tendemos a rechazarnos, a hacernos daño inconscientemente. Y lo conseguimos.

Si algo podemos hacer, por lo tanto, para evitar este auto sabotaje que nos evita conseguir el objetivo, es aprender a cambiar nuestro dialogo interno. La autoestima está íntimamente ligada a cuanto crees en ti mismo.

CAMBIA LAS PALABRAS

El lenguaje tiene intención y crea, sin darnos cuenta, la realidad a nuestro alrededor. Si antes de una carrera me digo “Qué dura será, no sé si voy a terminar….” o “no sé si estoy preparado”, sin duda así será. No se trata de mentirnos a nosotros mismos, sino de ser más positivos, de empezar apreciar quienes somos y dar valor a lo que hacemos.

Podemos hacer un ejercicio mental y podemos establecer nuevas formas de hablarnos, es una reprogramación. En definitiva, cambiar tu forma de hablarte es tan poderoso que los resultados vienen de forma inmediata.

Hay que detener el diálogo interno nocivo; tanto el que lleva al atleta al pasado – “Si hubiera entrenado más”, “si no me hubiera lesionado”…-  o  al futuro –“y si no consigo la marca”, “si me gana este o el otro”...-. Hay que centrar toda la energía y los sentidos en el presente de la carrera.

CREENCIAS IRREALIZABLES

La creencia de que siempre tienes que demostrar ser competente, adecuado y capaz de conseguir tus objetivos, la creencia de que tienes pocas capacidades de controlar o cambiar tus sentimientos o emociones. Nadie es ni será nunca perfecto, la preocupación excesiva por un resultado o por lo que los demás puedan pensar (temor al ridículo o la vergüenza) provocan un aumento de los pensamientos negativos.

Con estos pensamientos no vas a poder estar preparado para afrontar los siguientes kilómetros, hay que despejar la mente de pensamientos negativos o de preocupaciones sobre lo que puede pasar. Estos pensamientos negativos atan la mente y el cuerpo del corredor y no le permiten rendir en el momento presente. Siempre hay que buscar pensamientos positivos, siempre positivos.

Otra técnica potentísima es la  visualización. El hecho de imaginar la situación deseada, y llenar tu cerebro de imágenes, sensaciones y emociones que generen positivismo, dejarte llevar con imágenes de cómo será la llegada o cómo te sentirás al cruzar la línea de meta hace que entremos en un estado en el que comenzamos a buscar los mecanismos que nos llevarán ahí y permite que te creas a ti mismo en lo que quieres y anhelas y que en algún momento lo alcanzaras. En definitiva, te permite familiarizarte con tu objetivo y obligarte a ti mismo a saber hacia dónde te diriges y la estrategia a seguir.

En resumen os invito a utilizar estas herramientas para que seáis dueños de vuestros pensamientos y emociones. Dominando este aspecto seremos dueños del resultado que nosotros queramos tener.

Gaspar Roura 

- Coaching for Life-

Publicidad
Síguenos en... Síguenos en...
Siempre estarás con
nosotros Tolo!
© Elitechip, 2008-2017, Todos los derechos reservados
Elitechip, S.L. B57506149 - info@elitechip.net